¡No digas ‘es mucho difícil’!

Diferenciar muy y mucho es un proceso sencillo, simplemente hay que mirar las palabras que van detrás de cada uno:

– muy: se utiliza con adjetivos y adverbios.

· Adjetivos: La jirafa es muy alta
· Adverbios: Mi madre cocina muy bien

– mucho: se utiliza con nombres y verbos.

· Nombres: Hay que tener en cuenta que “mucho” tiene que concordar con el nombre en género y número.

Por ejemplo: Juan tiene mucha sed; Ana quiere muchas cosas.

· Verbos: Mi perro come mucho

Cómo pasa el tiempo

Ya estamos en Semana Santa. Me voy a Lisboa hasta el domingo (a practicar portugués).
Si os apetece aprovechar estos días para escribir algún comentario por aquí, ya sabéis: pinchad en “comentarios” al final de esta entrada (teníamos pendientes una receta o una reseña de algún bar / restaurante que os guste de Madrid).

Os dejo un vídeo muy cortito. Sus protagonistas, una cinta VHS y un walkman que se quejan de la tecnología moderna.

  • Propuesta de actividad: ¿Se os ocurre algún otro aparato que se queje de que ya lo hemos olvidado? ¿Qué diría?

Que lo paséis bien y nos vemos en clase.

Hugo