Lenguaje coloquial: ¿Por qué a menudo no entiendo lo que dicen los españoles?

Muchas veces los estudiantes de español se comunican de manera muy eficaz entre ellos, pero se enfrentan a problemas a la hora de hablar con gente nativa. Esto sucede, a menudo, porque en la comunicación oral cotidiana entre nativos se usa un lenguaje coloquial, es decir, un lenguaje informal que cambia según la localización geográfica y la situación comunicativa.

El español coloquial tiene lugar en contextos familiares y distendidos y no se considera adecuada su utilización en contextos formales. En cuanto a la expresión escrita, se suele usar en ciertas ocasiones como son los mensajes de Whatsapp, Facebook, etc. El lenguaje coloquial consta de varias expresiones y palabras que no aparecen en los diccionarios habituales o muchas veces son palabras que, aunque se encuentren en los diccionarios, coloquialmente su significado se altera.

Actualmente, no obstante, hay muchos diccionarios de lenguaje coloquial como es el Diccionario del Español Coloquial.

Para resolver los problemas comunicativos, los estudiantes de español como lengua extranjera tienen que juntarse más con personas nativas y empezar a utilizar el lenguaje coloquial.

¡Vamos a aprender algunas de las expresiones y palabras coloquiales más comunes entre los jóvenes españoles en contextos informales!

Ser un borde =  Tener mal carácter, ser antipático

Echar una mano =  Ayudar a alguien

Molar algo = Gustar o agradar mucho una cosa

Enrollarse con alguien = Besarse con alguien

Ser un hortera = Vulgar y de mal gusto

¡Qué majo! = ¡Qué simpático y agradable!

¡Ya te vale!  = Se utiliza cuando quieres hacer un reproche

Curro  = Trabajo

Meterse en un lío  =  Meterse en problemas

Dejar plantado a alguien    = No acudir a la cita con otra persona

Largarse  = Irse

Estar de coña  = Bromear

¡Qué guay!   = Estupendo

Estar forrado  = Tener mucho dinero

Me la suda  = No me importa nada

Ser chungo  = Ser difícil

Flipar  = Gustar mucho algo

Tener morro    = Ser una caradura

¡Qué pasada!  =  ¡Qué maravilla!

Es la ostia   =  Es genial

Estar acojonado   = Estar asustado

Pasta    = Dinero

Chorrada  = Tontería

Poner los cuernos = Ser infiel

Ser mono = Ser atractivo

Ser un/a rata  = Ser tacaño

Estar hecho polvo = Estar muy cansado

Ni de coña = De ninguna manera

Una chapuza = Trabajo mal hecho

Las variedades del español en Latinoamérica

Muchas veces cuando hablamos del español nos referimos al idioma que se habla en España, es decir, al castellano. Sin embargo, no se nos debe olvidar que el español es un idioma sin fronteras ya que es la lengua oficial en 21 países.

Aunque hablamos del mismo idioma, a veces cuando  leemos o escuchamos algo en español nos damos cuenta de que muchas palabras son diferentes o se pronuncian de modo diferente al castellano conforme al autor del texto escrito u oral. Un autor chileno no usa el mismo vocabulario o la misma pronunciación con un autor argentino o un español.

Si queremos profundizar nuestros conocimientos del español, sería importante que pudiéramos reconocer algunas de esas diferencias puesto que muchas veces nos enfrentamos a textos de autores de distintos países hispanófonos en la vida cotidiana.

Vamos a conocer algunas de los principales rasgos del español americano

Fonética

Seseo: En español americano la /c/ (ante /i/ y /e/) se pronuncia /s/ y la /z/ y /s/ se vuelven equivalentes.

Yeísmo: La /ʎ/ se pronuncia como /y/. Por ejemplo poyo* en vez de pollo.

Confusión de la /r/ y /l/. Por ejemplo arma por alma.

En México: La /x/ induce una variabilidad en cuanto a ciertas palabras. Por ejemplo xilófono se pronuncia como si´lofono

En Caribe: omisión de la /s/ a final de la palabra o silaba.

En Chile: La entonación chilena es más rápida y con tonalidades que ascienden o descienden en su habla. Además, hay una distinción entre la /b/ y /v/.

En los Andes: Se suelen confundir los vocales /e/ con /i/ y /o/ con /u/.

Morfosintácticos

Voseo: Uso de vos en lugar de tú.

Ustedes: Uso de ustedes en vez de nosotros.

Utilización del plural: ¿Qué horas son?

Mayor uso de diminutivos: ahorita, calentito, mamacita (especialmente en México).

Tendencia a modificar el género: el llamado (la llamada).

Uso del pretérito perfecto simple en lugar del pretérito perfecto

 compuesto, que va desapareciendo.

 

En Argentina, Uruguay y Paraguay: Uso de che.

En México: Pronombre le en expresiones exclamativas. Por ejemplo: Ándale.

Vocabulario

España                Chile                    Argentina            México             Venezuela

Plátano               Plátano               Banana                  Plátano            Cambur

Ternera               Carne                  Carne                     Ternera           Ternera

Niño                     Niño                    Chico                      Chavo                Chamo

Piscina                Piscina               Pilete                      Alberca             Piscina

Lavabo                Lavatorio          Lavatorio              Lavamanos     Lavamanos

Autobús              Micro                  Colectivo              Camión             Buseta

Tonto                   Huevón              Boludo                  Pendejo             Gafo

Coche                   Auto                    Auto                        Carro                  Carro

Bolígrafo     Lápiz a pasta          Lapicera                Pluma              Pluma

Maíz                     Choclo                  Choclo                    Elote              Jojoto