Lenguaje coloquial: ¿Por qué a menudo no entiendo lo que dicen los españoles?

Muchas veces los estudiantes de español se comunican de manera muy eficaz entre ellos, pero se enfrentan a problemas a la hora de hablar con gente nativa. Esto sucede, a menudo, porque en la comunicación oral cotidiana entre nativos se usa un lenguaje coloquial, es decir, un lenguaje informal que cambia según la localización geográfica y la situación comunicativa.

El español coloquial tiene lugar en contextos familiares y distendidos y no se considera adecuada su utilización en contextos formales. En cuanto a la expresión escrita, se suele usar en ciertas ocasiones como son los mensajes de Whatsapp, Facebook, etc. El lenguaje coloquial consta de varias expresiones y palabras que no aparecen en los diccionarios habituales o muchas veces son palabras que, aunque se encuentren en los diccionarios, coloquialmente su significado se altera.

Actualmente, no obstante, hay muchos diccionarios de lenguaje coloquial como es el Diccionario del Español Coloquial.

Para resolver los problemas comunicativos, los estudiantes de español como lengua extranjera tienen que juntarse más con personas nativas y empezar a utilizar el lenguaje coloquial.

¡Vamos a aprender algunas de las expresiones y palabras coloquiales más comunes entre los jóvenes españoles en contextos informales!

Ser un borde =  Tener mal carácter, ser antipático

Echar una mano =  Ayudar a alguien

Molar algo = Gustar o agradar mucho una cosa

Enrollarse con alguien = Besarse con alguien

Ser un hortera = Vulgar y de mal gusto

¡Qué majo! = ¡Qué simpático y agradable!

¡Ya te vale!  = Se utiliza cuando quieres hacer un reproche

Curro  = Trabajo

Meterse en un lío  =  Meterse en problemas

Dejar plantado a alguien    = No acudir a la cita con otra persona

Largarse  = Irse

Estar de coña  = Bromear

¡Qué guay!   = Estupendo

Estar forrado  = Tener mucho dinero

Me la suda  = No me importa nada

Ser chungo  = Ser difícil

Flipar  = Gustar mucho algo

Tener morro    = Ser una caradura

¡Qué pasada!  =  ¡Qué maravilla!

Es la ostia   =  Es genial

Estar acojonado   = Estar asustado

Pasta    = Dinero

Chorrada  = Tontería

Poner los cuernos = Ser infiel

Ser mono = Ser atractivo

Ser un/a rata  = Ser tacaño

Estar hecho polvo = Estar muy cansado

Ni de coña = De ninguna manera

Una chapuza = Trabajo mal hecho